Islas de Arán (Irlanda), cuna de mitos y leyendas

Hola a todo el mundo! 🙂

En esta ocasión os contamos nuestra experiencia las islas más conocidas de Irlanda! Situadas a 50 km frente a las costas de Galway, nos encontramos el archipiélago de las Islas de Arán, tres islas por donde no parece pasar el tiempo y que han sido desde siempre cuna de mitos y leyendas.

Desde que llegamos al país gaélico, estas islas siempre estuvieron en nuestra lista de sitios a visitar….y finalmente hace unos años tuvimos la oportunidad de conocer dos de ellas: Inishmore e Inisheer. Éste es sin duda un viaje a un lugar mágico, auténtico como ningún otro en Irlanda, de arraigada tradición gaélica, naturaleza salvaje y paisajes de película. ¿Preparados para descubrir las maravillas de este viaje?

Barcode Aran Island Ferries
Barcode Aran Island Ferries

Antes de desvelar más detalles os indicamos varios “Consejos viajeros” por si sentís la llamada de la magia y naturaleza de estas islas  😉

  • Visitar las islas de Arán desde Dublín es un viaje que lleva mínimo dos días debido a los largos trayectos en bus y barco.
  • Aunque no lo parezca, las Islas de Arán son bastante turísticas y es conveniente reservar siempre los buses, coches, alojamientos, tours, o barcos con antelación para no llevarse ningún disgusto.
  • El clima en Irlanda cambia MUY rápido asi que os recomendamos ir preparados para todo…
  • Los trayectos en barco puede ser muy “divertidos” según el clima, así que si sois sensibles a marearos, repetimos, id preparados!

 

Inishmore

En nuestra primera visita, muy bien acompañados por nuestra familia, visitamos Inishmore, la mayor de las Islas de Arán. Para llegar hasta allí desde Dublín, lo más facil es coger un bus/coche/tren de Dublín a Galway, y desde allí un bus+barco que te deja directamente en la isla. Nosotros fuimos con la empresa CityLink desde el centro de Dublín hasta Galway (bus directo de 2:30h, 26€ ida/vuelta) y desde allí con Aran Island Ferries (bus+barco 30€ ida/vuelta). Cuando reservéis online el barco, tener en cuenta que hay que llegar a las oficinas de Aran Island Ferries en Galway 1:30h antes de la salida del bus+barco que reservais por internet.

Tras los dos buses y el barco, que fue movidito, llegamos por fin a Inishmore! Exactamente a Kilronan, principal pueblo y punto de atraque de la isla. El plan inicial era alquilar unas bicis y recorrer la isla a nuestro ritmo, pero no tuvimos mucha suerte con el tiempo y no pudimos… Afortunadamente, la isla estaba preparada para esto y había mini-buses turísticos que no dudamos en coger -creednos que no había ninguna otra opción ya que llovía a mares…

En este mini-bus vivimos el más rocambolesco, extraño y a la vez descojonante tour que hemos vivido jamás, con los más insólitos puntos turísticos que alguna vez hayamos visto… “la única casa redonda de la isla”, “el caballo mas viejo de la zona”, etc. El tour asegura una hora y pico entre estupor y carcajadas xD.

La principal atracción y motivo del tour en el bus, era la de visitar las ruinas del fuerte Dún Aonghasa, al borde de unos espectaculares y escarpados acantilados en la costa suroeste de la isla -y debemos admitir que todo el viaje valió la pena por ellos.

Acantilados en Inishmorr
Acantilados en Inishmorr
Acantilados en Dún Aonghasa
Acantilados en Dún Aonghasa

Cuenta la leyenda que el fuerte pertenecía a un alto linaje desplazado desde el centro de Irlanda en los primeros siglos de nuestra era. Sólo por el tamaño del fuerte y los recursos necesarios para su construcción, podemos deducir el nivel de organización social que debía existir durante ese período de la prehistoria. El nombre del fuerte es reciente y es en honor a Aonghas, un antiguo jefe guerrero de la literatura gaelica medieval. Llama mucho la atención también las similitudes de estas construcciones con otras vistas en Escocia y Galicia -que reflejan la unión cultural celta que tuvieron estas regiones.

Una vez de vuelta en el centro “urbano” de Kilronan cenamos en el pub principal (el resto estaban cerrados) bastante bien y nos retiramos al hostal a descansar tras un día realmente agotador! Hemos de decir que nuestra experiencia en el hostal fue mala… así que recomendamos dedicar algún tiempo para encontrar un buen sitio en el que alojarse así como leer los comentarios en las webs de reserva, lo barato sale caro! 😦

Al día siguiente tocaba marcharnos a media mañana, pero no sin antes pasarnos por la tienda más famosa de las islas: Aran Sweater Market. En este rincón de la isla encontrarás los auténticos jerseys de lana de oveja de las Islas de Arán, hechos a mano y famosos por su calidad y diseño. ¡A nosotros nos encantan!…pero son carísimos.

Aran Sweater Market
Aran Sweater Market

Inisheer

Nuestro regreso a las islas de Arán, otra vez muy bien acompañados de familia, ocurrió dos años después del primer viaje pero esta vez nos decantamos por la pequeña de las islas: Inisheer.

A diferencia de Inishmore, para llegar a Inisheer hay que ir hasta Doolin, al sur de Galway. Allí, coger un barco, que normalmente hace un recorrido también por los Cliffs of Moher (Acantilados de Moher) a la ida o a la vuelta, una experiencia verdaderamenre recomendable siempre y cuando el timepo esté de vuestro lado…

En el barco a Inisheer!

En Inisheer fuimos más afortunados, el tiempo fue templado y sin lluvias, por lo que pudimos alquilar unas bicis en el puerto y recorrerla tranquilamente en unas 4-5 horas. Existen diferentes recorridos, pero lo mejor es coger un mapa y perderse por sus rincones y playas.

Llegando a Inisheer con el Castillo O´Brien al fondo.

De los más llamativo que encontramos en Inisheer fue el Plassey. Un viejo barco escorado en las rocas al sur de la isla. Actualmente esta muy oxidado, nosotros no nos atrevimos a entrar ya que parecía que se podía caer en cualquier momento… pero sí que vimos gente que entraba y recorria los restos…

Poco antes de irnos, el día abrió y pudimos pasar un rato estupendo en la playa… y lo mejor: tuvimos unas espectaculares vistas de los acantilados de Moher desde el barco! 😀

Acantilados de Moher.
Acantilados de Moher, espectacular!
Acantilados de Moher con la Torre O´Brien al borde.

Conclusiones

Las islas de Arán son magicas y únicas, perfectas para pasar un finde diferente donde entrar en contacto con la Irlanda más auténtica y profunda. Las dos islas que visitamos son preciosas y diferentes. Sin embargo desde nuestra humilde opinión, si tuviésemos que escoger… nos quedaríamos con las dos! ;-P Simplemente por dos motivos: sólo en Inishmore encontrarás las ruinas de Dun Aonghasa, espectaculares y no comparables a otras en Irlanda por su situación y conservación; y sólo en Inisheer podrás ver (y entrar) el famoso barco Plassey encayado en las rocas y regresar en el barco que te enseña los acantilados de Moher desde el mar.

Esperamos haberos animado a decubrir como nosotros las Islas de Arán, un rincón del mundo lleno de encanto y del que estamos seguros os llevaréis grandes recuerdos!

Nos vemos!

N&R

4 comentarios sobre “Islas de Arán (Irlanda), cuna de mitos y leyendas

Déjanos un comentario :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.